Un nuevo recurso para tratar el alzheímer

Los científicos, en su incansable lucha contra la enfermedad del alzhéimer, han descubierto una proteína GPR3 que puede tener una gran importancia en el tratamiento de la misma. Al parecer, podría encargarse de reducir la formación de aquellas placas amiloides que se forman en el momento en el que se empieza a padecer la enfermedad.

images

El estudio, que ha sido publicado en la revista Sciencie Traslational Medicine, asegura algunos trazos de esta proteína se sitúan en un punto clave que interrumpen que las neuronas puedan cumplir con su papel principal: establecer comunicación con el cerebro. 


Por esta razón, los expertos piensan que la proteína GPR3, junto con la “tau” son las principales causantes de esta enfermedad.

Por esta razón, se han establecido la meta de apuntar contra la proteína para poder empezar a desarrollar fármacos que actúen contra ella.

Según los estudios, la ausencia de la proteína reduce la posibilidad de sufrir la enfermedad y hasta es capaz de aliviar algunos de los síntomas de la misma.

De momento se ha podido probar en diferentes ratones. Los resultados son esperanzadores aunque todavía hay mucho que avanzar. Puede ser un buen comienzo para acabar con esta enfermedad de una vez por todas.

Compartir articulo: