¿Sabías que se puede cultivar frutas sin necesidad de tener un jardín?

A muchas personas les gustaría tener su propio jardín particular para cultivar sus propias frutas. Podría suponer un ahorro importante, además que sería mucho más sano que comprar fruta procesada. Sin embargo, la primera limitación con la que nos encontramos es que necesitaremos tener un terreno bastante importante si queremos hacer algo… ¿o tal vez no?

cultivar-frutas-y-verduras

De hecho, con tan sólo tener 1 m² de tierra podemos plantar toda una serie de frutas que te vamos a comentar a continuación. Serían frutales en miniatura, pero son capaces de dar frutas de un gran tamaño:


Peras conferencia: Una de las principales ventajas de plantar este tipo de fruta es que son muy sencillas de cuidar y que tan sólo nos hará falta mantenerlas a base de agua, sol, un drenaje adecuado y renovar el abono en otoño. Antes de darnos cuenta, tendremos nuestra pequeña maceta con peras conferencia para nosotros.

Manzana Royal Gala: Esta es otra de las opciones que se nos presentan. Lo único que tenemos que saber es que hay que colocar una guía en el tallo con el objetivo de evitar que los propios frutos puedan llegar a partirlo (el peso que pueden alcanzar es bastante elevado).

Manzana Golden: ¿Te imaginas tener manzanas Golden listas para consumir en tu jardín? También es posible. Su precio varía entre los ocho y los 50 €, aunque esto dependerá del tipo de planta que hayamos elegido, así como la variedad de la misma.

Aguacate: Tener una planta queda aguacates también es bastante interesante. Ahora bien, tienes que saber que, en comparación con las peras o las manzanas, comprar un mini frutal y mantenerlo de aguacate o melocotón suele ser bastante costoso. Te recomendamos que empieces con otra planta antes de meterte con esta.

Cerezas rojas: La gran ventaja de este mini frutal es que se puede comprar en prácticamente cualquier lugar. Es muy fácil de localizar, por ejemplo, en Internet escribiendo los términos adecuados. Además, no es demasiado caro.

Naranjos y limoneros: Aunque sí que es verdad que los frutos no suelen ser tan grandes como los queda un árbol de verdad, lo cierto es que si los podemos conseguir en unas dimensiones más o menos interesantes.

 

Ahora que ya sabes que puedes convertir cualquier lugar en un mini jardín, estudia los cuidados que pueden requerir estos mini frutales para ver qué es lo que más te interesa.

Compartir articulo: