¿Sabías que Beethoven podría haberse inspirado en su propio ritmo cardíaco para componer?

El celebre compositor Beethoven podía haber usado su pulso para componer todas sus melodías. Esto es lo que han descubierto los investigadores de forma reciente.

beethoven-ludwig

Como ya sabemos, Beethoven era sordo y siempre se las tenía que ingeniar para intentar sentir la música ya que no escucharla.


El compositor sufría arritmia, una enfermedad cardíaca, siendo esto un hecho contrastado. Los expertos han analizado los cambios de ritmo repentinos que habían en sus obras y aseguran que coinciden con el de su propio corazón.

Ponen por el ejemplo una de sus obras más celebres, el movimiento final “Cavatina” Cuarteto de cuerdas en Si bemol Mayor, Opus 130. Los expertos ven extraño que en medio del propio cuarteto la clave cambie a gran C-plana. De esta forma el ritmo ha variado de una forma poco apropiada que puede desorientar a quien lo esté interpretando.

Algunos ya han empezado a ver las obras de Beetohoven como auténticos electrocardiogramas musicales. Es increíble porque podríamos estar hablando de que el resultado de sus obras salía directamente de su corazón… y lo mejor de todo es que no estaríamos hablando de una metáfora.

Aunque no está confirmado al 100%, lo cierto es que es un dato muy curioso que teníais que conocer.

Compartir articulo: