¿La música clásica estimula a los bebes en el vientre?

Cuando el bebé se encuentra en el interior del útero materno es capaz de percibir ciertos sonidos, aunque claro, siempre contando con las limitaciones del medio acuático en el que se encuentra. Lo primero que tenemos que considerar es que el pequeño no empezará a desarrollar su oído hasta que hayan pasado algunos meses del embarazo; además, lo que el pequeño experimentará más que todo serán las vibraciones que pueden llegar a producir los sonidos.

Por ejemplo, reconocerá la vibración de la voz de la madre y del padre y así, en el momento en el que nazca, los identificará de inmediato.

Existen toda una serie de estudios que aseguran que la música clásica es capaz de estimular a los bebés en el momento en el que se encuentran en el viento… ¿Es realmente cierto o se trata de uno de esos mitos tan extendidos que dan la vuelta Internet una y otra vez? A continuación vamos intentar arrojar algo de luz sobre este tema.


La música clásica en los bebés del interior del útero materno

Los resultados son concluyentes: las madres utilizan la música en el embarazo para poder comunicarse con su hijo. No solamente se encargarán de transmitirle las vibraciones que emitirá la música sino que también todo lo que la mujer pueda experimentar en ese momento: las emociones y las sensaciones que puede producir, por ejemplo, su música favorita, también de llegar al pequeño.

En otras palabras: si la mamá se siente feliz, el bebé también se sentirá feliz.

Tenemos que saber que el sentido del oído es el primero que se manifiesta pero esto no ocurre hasta que llegamos a la 16ª semanas de embarazo. Además, tendremos que esperar un poco más hasta la 20ª para que empiece a reaccionar ante los diferentes sonidos y hasta la hermana 25ª para que pueda empezar a diferencia.

Los expertos aseguran que la música clásica es la más idónea para los bebés ya que les ayuda a relajarse. Por ejemplo, la del gran Mozart son las más adecuadas.

Ahora bien, también es verdad que esto dependerá de la situación. Para empezar el día y para terminarlo se recomienda que el bebé escuche música clásica. De esta forma se despertará de una forma mucho más relajada y terminará el día durmiéndose con el mismo estilo.

Ahora ya sabes el impacto que tiene la música en el bebé que está en el interior del útero materno, no solamente la clásica, sino de cualquier tipo.

Compartir articulo: