El microchip que es capaz de simular un riñón

En el momento en el tenemos que tomar algún tipo de medicamento estos siempre van a tener algunos efectos secundarios importantes. Lo peor de todo es que, si no se toman algunas precauciones, estos efectos pueden llegar a resultar fatales para algunos pacientes.

El microchip que es capaz de simular un riñon

Para poder luchar contra este problema, un grupo de investigadores que proceden directamente de la “Universidad de Michigan” han diseñado un microchip especial que se encarga de simular el comportamiento del riñón de un ser humano. La idea que pueda analizar cómo se comporta medicamento en el momento en el que esté entrar en el organismo.


 Un chip que podría marcar la diferencia

Cuando nosotros nos tomamos un medicamento, la concentración del mismo empieza a evolucionar de forma rápida hasta que poco a poco se empieza a filtrar por el hígado. El objetivo de este si es conseguir hacer este proceso de filtrado para poder determinar qué manera va a afectar el propio medicamento al interior del organismo.

A nivel interno nos encontramos con que este chip está formado por una capa de células en un riñón cultivado real una membrana permeable confeccionada a través del material poliéster. Gracias a esta combinación de elementos se puede llegar a conseguir la simulación de un riñón real.

Lo mejor de todo que ya se han empezado a utilizar y las pruebas están siendo un éxito: no solamente parece que nos van a ayudar a saber los efectos que puede llegar a producir determinados medicamentos en según qué organismo, sino que también nos ayudarán a saber la mejor forma que tenemos para poder administrarlos y, de esta manera, elimina cualquier tipo de efecto secundario asociado.

Todavía se trata de una tecnología “en pañales” pero que no tardará en ir desarrollándose. Según asegura el propio creador, este tipo de dispositivo, con el tiempo, también se podrá utilizar en otros órganos como en el hígado o en el propio corazón. De momento se considera una alternativa viable a la experimentación de pruebas médicas que se realizan en animales. Además, podría acelerar esta fase para que no se tardara tanto en lanzar nuevos medicamentos al mercado.

Estaremos atentos al desarrollo de esta tecnología, pero todo parece indicar que puede revolucionar el mundo de la medicina. En los años siguientes nos vamos a encontrar tantos avances que nos van a parecer sacados directamente de una película de ciencia-ficción.

Compartir articulo: