El gran problema de las reseñas falsas

Seguro que, en más de una ocasión, cuando has querido comprar un producto, te has basado en las opiniones para ver si cumple con las expectativas. Por lo general, se considera un buen sistema de evaluación infalible… ¿o quizá no?

Si echamos un rápido vistazo a algunos de los productos de Amazon (o de cualquier otra tienda online que sea popular) nos encontramos algo que no cuadra.

Por ejemplo, un vendedor pone a la venta una coca cola por 76€ que poco o nada tiene de especial. Los comentarios, lejos de criticar su precio, son la gran mayoría de 5 estrellas y hasta dan toda una serie de datos, falsos, sobre su proceso de elaboración, de su increíble sabor, de los ingredientes que se han utilizado para poder crearla… cómo si de un vino se tratase.

Las reseñas falsas: a la orden del día

Amazon está investigando este comportamiento y cada día denuncia muchas empresas que contratan a personas para que puedan escribirles opiniones positivas sin ni tan siquiera haber probado el producto.

La idea es que, cuando entre un comprador de verdad, eche un vistazo a las opiniones y, cómo serán positivas en su gran mayoría, no tardará en poder decantarse por su adquisición.

Este mercado de testimonios comprados afecta a cualquier cosa que se nos pueda llegar a imaginar: desde artículos, servicios y hasta al mercado de las apps. De hecho, podemos encontrarnos un montón de aplicaciones en, por ejemplo, Google Play que no sirven para nada… sin embargo, en el momento en el que echamos un vistazo a los testimonios asociados nos damos cuenta de que la gran mayoría de ellos son de 4-5 estrellas.

A pesar de que se hace mucho por controlar este tipo de acciones; lo cierto es que no es sencillo.

Los administradores no tienen muchos recursos para poder reconocer si una opinión es auténtica, o si es falsa. Poco a poco se van identificando nuevos algoritmos de detección, pero siempre se encuentra un determinado camino cómo para poder dejarlos atrás.

Existen algunos artículos engordados a unos precios tan exagerados que suponen una mera diversión para el usuario… no obstante, hay algunos engaños muy graves con los que tenemos que prestar especial atención. Te recomendamos que en todo momentos sigas tu sentido común para evitar que caigas en este tipo de estafas y que, además, tengas mucho cuidado con las opiniones de los comentarios.