El hombre más viejo del mundo Li Ching-Yun con 256 años

Conoce la historia de Li Ching-Yun ¿el hombre más viejo del mundo con 256 años?

hqdefault

Si viajamos al año 1993, concretamente al día 6 de mayo, nos encontramos con la noticia de que en el periódico New York Times aparecería la noticia de que había muerto Li Ching-Yun; probablemente dato habría pasado desapercibido si no se hubiera investigado en su pasado. Lo cierto es que había tenido 23 esposas, nada menos que 180 hijos y que, !lo más increíble de todo! en la esquela se aseguraba que había muerto a la elevada edad de 256 años.

Li_chingYuen


Inmediatamente saltó la curiosidad y los investigadores empezaron a echar un vistazo para comprobar que era cierto y que no lo era. Descubrieron que Li era un  herborista reconocido que había practicado artes marciales, así como disciplinas de meditación del estilo del Tao. También había trabajado como consejero militar, como instructor de las artes marciales, hasta que llegó a un punto en el que se decidió retirarse a meditar a las montañas del Tibet.

Se piensa que, debido a sus elevados conocimientos sobre las hierbas medicinales, supo escoger aquellas que le ayudaban a mantenerse vivo, a pesar de que había superado el doble del tiempo máximo que suele vivir una persona.

En el año 1927, Yang Sen, un reconocido amigo de este hombre que era un reconocido general, intrigado por saber como se podía mantener joven, le invitó a acudir a su residencia y sería entonces cuando le harían la única fotografía que podemos encontrar de él.

¿Pero cuál era el secreto de su inmortalidad?

Al estar viviendo solo y no tener nada que documente su vida, es complicado saberlo. Los únicos datos que tenemos son los que nos han llegado a través de los tiempos de las personas que lo pudieron conocer.

Se sabe que nacería en Sichuan (En China), dónde también acabaría falleciendo. En su décimo cumpleaños, viajaría a lo largo de parajes tan increíbles como Annam, El Tíbet, Kansu… entre otros lugares maravillosos con el objetivo de aprender y recopilar toda una gran cantidad de hierbas medicinales.

Se cree que durante los 100 años siguientes se encargaría de vender estas hierbas que recogería por su cuenta, lo que le permitiría conseguir los recursos que necesitaría para vivir.

Existe un documento muy importante; en el año 1930, el célebre profesor Wu Chung-Chieh encontró una referencia en los registros del Gobierno de China en dónde en el año 1827, el emperador felicitaría a Li Chin-Yu por su cumpleaños 150 y luego por el 200.

Más tarde, en el año 1993, se escribiría un artículo conocido con el nombre de “Tortoise-Pidgeon-Dog) en dónde se daba información sobre la vida de este hombre, y la formula que había utilizado para conseguir esta longevidad:

“Mantén un corazón tranquilo,
Siéntate como una tortuga,
camina rápido como una paloma
y duerme como un perro.”

Se sabe que consumía básicamente arroz y una planta muy especial conocida como la “centella asiática”. Existen algunos expertos que la han estudiado durante siglos y han encontrado que tiene una vitamina especial que se asocia con la juventud, aunque también trataría algunos problemas de piel o de circulación.

Toda su historia está envuelta en un halo de misticismo… sin embargo, con los datos y referencias que tenemos, podemos casi afirmar que es completamente verídica.

Compartir articulo: