Candirú, el pez sanguijuela del Amazonas

Si por algo destaca el Amazonas es por la cantidad de depredadores que habitan en el, pero uno que me ha sorprendido es el Candirú (Vandellia Cirrhosa), que a pesar de su inofensivo aspecto y reducido tamaño, es letal para algunas especies de peces y también se aventura a invadir cuerpos de animales más grandes, incluso ataca al ser humano.

Candirú pez sanguijuela del Amazonas

El Candirú es un pez de agua dulce que habita las aguas del Amazonas y es considerado como un parásito, ya que se alimenta de la sangre de los cuerpos que invade. Su tamaño es bastante reducido y puede alcanzar hasta 15 centímetros, pero al tener un color transparente, es muy difícil percatarse de su presencia en el agua.


A la hora de invadir otros peces, el candirú suele atacar directamente a través de las branquias, donde despliega una especie de aguijones con los que desvía el recorrido de la sangre de las arterias del anfitrión, haciéndola pasar a través de su propio cuerpo. Con este mecanismo el pez consigue extraer lentamente el alimento de la sangre de sus víctimas llegando a producirles la muerte en muchos casos.

En el caso de los seres humanos y otros animales grandes, se introduce en el organismo a través de los orificios naturales como puede ser los genitales o el ano. Este pececillo es especialmente temido por los indígenas del Amazonas, quienes llegan a atarse con un cordel el pene para que este animal no pueda invadirlos mientras se bañan.

A pesar de que la invasión de uno de estos peces a un ser humano es muy poco probable se han dado algunos casos, donde el único modo de eliminar este parásito ha sido recurriendo a la cirugía.

Compartir articulo: