Afantasía o la incapacidad para imaginar

Cierra los ojos y tratar de imaginarte de vacaciones estando en una de esas idílicas playas en donde ya hayas estado en el pasado. Fácil ¿verdad? Pues esto que para nosotros nos parece tan sencillo, hay algunas personas a las que se le antoja como imposible. Esto es lo que se conoce como afantasía y hace referencia a aquellas personas que no tienen la capacidad para imaginar.

1-en-50-personas-padecen-afantasia-eres-una-de-ellas-2

En el momento en el que les pidas que se imaginen a una playa, podrán recopilar todos los conceptos que se asocian con esa idea: saben que hay agua, arena, que la temperatura es ideal… Sin embargo, aunque hayan estado en una playa en el pasado, pero será capaz de devolverles los recuerdos que necesitan.


 Un complicado trastorno que podría estar afectando

Se trata de un problema poco común que experimenta un porcentaje muy bajo de la población. De hecho, muchas veces cuando intentamos recordar algo, ni tan siquiera buscamos entre nuestros recuerdos, sino que intentamos darle forma mediante con significados y diferentes palabras. Por esa razón, muchas personas podrían estar experimentando este tipo de trastorno y ni tan siquiera se daría ni cuenta.

Lo primero en lo que deberías de basarse es en si puede recordarlas caras de las personas, tanto de aquellas que te son cercanas, hasta de aquellas otras que ha visto tan sólo un par de veces. No se trata de que debes características sobre la cara de esa persona, sino que puedas extraerla de las entrañas de tu mente para visualizarla de verdad.

Esto puede ser complejo porque el hecho de que no te consigas acordar de una cara no quiere decir que no la vayas a reconocer en cuanto la veas; lo que no tienes es la capacidad de imaginar, pero si que la puedes recordar.

Esto se vuelve todavía más complejo cuando intentamos imaginar algunos conceptos más simples como puede ser un triángulo o un círculo. Cuando alguien te pregunta por estos conceptos, tú tan solo pensarás en la idea de un círculo o de un triángulo, pero en tu mente sólo encontrarás oscuridad.

En cualquier caso, a pesar de que podamos llegar a pensar que tener este problema nos va a limitar, lo cierto es que a lo mejor ni tan siquiera nos damos cuenta porque actuaremos de manera normal y nadie reparará en nuestro comportamiento.

Un raro trastorno que debías conocer.